10 de diciembre de 2007

Pasando (o perdiendo) el tiempo

Este finde me dijo mi novia "¿compramos un juego de mesa?", así que nos dirigimos a la Poly de Príncipe Pío a ver qué encontrábamos. Al final, nos compramos el Europalé por 6.99 €. Aún recuerdo las tardes que echaba con mi padre jugando al Palé clásico, un juego que era como el Monopoly pero que me gustaba más, porque se manejaba más pasta (era lo mismo pero todo con un cero más) y salía mucho más barato (800 pesetas de la época).

Debo decir que el Europalé ha perdido, ya que las tarjetas de propiedad son bastante más cutres y los billetes ahora sólo están impresos por una cara, pero echamos una buena tarde de sábado por poco dinero (y las que nos quedan).

Rememorando, rememorando, me acordé de las Magic. Llevaba bastante tiempo sin jugar, ya que me recordaban ciertos episodios del pasado poco agradables, pero el momento de olvidarlos había pasado. Mi novia accedió a que el próximo fin de semana le enseñase a jugar, así que había que prepararse.


¿Dark Ritual? Yo siempre llamé a esta carta Forfy Siniestro.

Mi primer paso fue reinstalar y actualizar (imágenes incluidas) el Magic Workstation. Uf. ¿Se puede saber de dónde saca la gente el dinero para seguir comprando cartas? Me parece increible la cantidad de expansiones que han salido desde que lo dejé (me quedé en Mirrodin). Bueno, el caso es prepararme (o bajarme) 3 o 4 mazos para enseñarle a mi novia el modo de partida por IP si le gusta el juego.

Lo que más me fastidió del fin de semana jugón fue no encontrar un Risk en esa tienda para liarla y comprarlo.


No hay comentarios: